Fragancias de una mañana de Abril

15.04.2014 10:16

Sensaciones frescas con sabor a fresas. Aire de rosas y fuego de amor. Tiempo de estrellas, almas dulces, palabras agrias, cuerpos de esperanza. Sueños hundidos en las tinieblas, tormentos en la lejanía, tambores del pasado.

Las canciones bailan en los ríos del olvido. Las frases sin coraje navegan a la deriva. Quién las tuviera, recostadas sobre un hombro, sintiendo palidecer la oscuridad de sus certezas. Dulce olor a violeta, margaritas y claveles. Vastas praderas, tierras yermas, aguas secas de odio.

El temor al invierno encharca sus ojos, y la melodía no llegará a sus oídos hasta que un animal de pelaje lacio alce sus afiladas pezuñas al cielo y grite con total libertad, “¡No hay muerte que perdone la vida!”.